Trucos musicales para aumentar la productividad

Casi todos hemos pasado por la incómoda situación en la que estamos trabajando, estudiando, pensando o tal vez ideando la manera de hacernos millonarios y no logramos concentrarnos porque hay mucho ruido en el lugar. Sí, es lo peor del mundo, y por eso sacamos los audífonos, los conectamos al reproductor y entramos en “la zona”.

 

Sin embargo,  ¿has pensado alguna vez en el impacto que tiene la música en tu forma de trabajar? o, por lo menos, ¿qué tipo de sonidos nos ayudan a mejorar el rendimiento para pensar con claridad y lograr un estado pleno de concentración?

 

[wp_ad_camp_1]

 

Primero lo primero: los audífonos

De nada nos sirve poner unos enormes parlantes a sonar a todo volumen si lo que queremos es concentrarnos pues lo único que lograríamos sería hacer más ruido y terminaríamos compitiendo con el vecino para ver quien hace más bulla. Por eso unos buenos audífonos son la mejor opción, ya que te ayudan a cancelar el ruido de ambiente. Para esto hay dos opciones: por un lado, los más recomendados son los que cubren toda la oreja, pues evitan que entre ruido y que el sonido salga, lo que proporciona una experiencia auditiva excelente. Por otro lado, están los que se insertan en el canal auditivo (in-ear) para cancelar aún más el sonido externo. Cualquiera de los dos te puede funcionar, dependiendo de tus gustos y de la comodidad que te generen.

 

Si trabajas en una oficina con un grupo de personas o eres el líder del equipo y quieres usar tus audífonos, explícales que no eres antisocial, es solo que quieres enfocarte y de esta forma lo consigues con facilidad. Además, puedes hacer notar con sutileza que tus compañeros noten la fuente de ruido y traten de minimizarlo.

 

¿Qué tipo de música me ayudaría a concentrarme?

La música instrumental o sin letra como la clásica, electrónica o ambiental, son las mejores opciones a la hora de enfocarte en tus tareas. Por ejemplo, el otro día estuve escuchando música clásica mientras escribía este post y la verdad se sintió muy bien, ya que su efecto en el cuerpo mejora el estado de ánimo y evita las distracciones. Por algo es bien conocido el efecto de los sonidos de Mozart en los bebés y sus efectos tranquilizadores.

 

Con esto no quiero decir que siempre tengan que escuchar música clásica o instrumental, ya que después de un rato puede llegar a resultar aburridora. Recuerda que en la variedad está el placer y es conveniente tener varias listas de reproducción para una larga jornada. A veces también es bueno poner tu música preferida -y hasta cantar a todo pulmón- para alegrarse y estar de buen humor.

 

[wp_ad_camp_1]

 

Ojo con el volumen

La magia está en no mantener un volumen que aplaste tus pensamientos, por lo que es mejor mantenerlo bajo ya que así no te vas a distraer con lo que escuchas.

 

Aplicaciones musicales para aumentar la concentración

Focus@will es una aplicación dedicada únicamente a reproducir música para que te enfoques en lo que estás haciendo. Esta app te permite monitorear tu productividad, ajustar la intensidad de la música, te da consejos, y además cuenta con variedad de sintonías para que no te aburras escuchando lo mismo. Si quieres probarla puedes hacerlo durante 30 días y si después de esto te gustó, puedes comprarla.

 

Spotify que cuenta con reproductor web, aplicación para dispositivos móviles y versión de escritorio, también es una buena opción ya que cuenta con listas de reproducción creadas para que solo tengas que darle play. Sin embargo, en su versión gratuita tienes que escuchar comerciales cada cierto tiempo.

 

Por último el rey del streaming de video, Youtube, que también cuenta con muchas listas de reproducción predeterminadas para escuchar cualquier género, y lo mejor de todo es que es gratis, no tiene límite, y puedes crear tus propias listas para escuchar en cualquier momento.

 

¿Te sirvieron estos consejos? ¿cuéntanos tu como haces para concentrarte?


Califica este artículo
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


Comenta

comentarios