¿Por qué abandono las redes sociales?

October 17, 2021

Me considero una persona que se cuestiona constantemente, ¿por qué hago esto o aquello? O simplemente ¿qué obtengo de hacer esto?

Últimamente he prestado gran atención al manejo del tiempo, ya que como lo leí en alguna parte: el tiempo es el asset más importante que tienes, porque nadie te lo puede dar y siempre se está acabando.

Cómo comenzó todo

Un día me dió por descargar el famoso TikTok y la verdad me encantó lo certero que es para darte los contenidos necesarios para tenerte ahí pegado a la pantalla, la verdad es toda una adicción y entre video y video se consume el tiempo muy rápido.

De Instagram pienso que es buena pero es menos adictiva que TikTok, la razón por la que la uso más es porque ahí están mis contactos y chismosear las historias es otro vicio que probablemente tú también tengas.

A principios del año 2021 con todas las medidas de confinamiento y todo el tiempo libre que tuve, decidí comenzar a estudiar más intensamente, por lo menos dos o tres horas diarias. Mi primer objetivo era mejorar mi inglés (que por cierto si tu no has empezado, te recomiendo arrancar pero ya) y quería mejorar mis habilidades de programación.

El resultado fue una mejora sustancial en ambas cosas que me propuse, mi inglés es mucho mejor ahora y creo que programo mejor que hace un año, entonces si invertir tiempo en mi funcionó tan bien, ¿por qué no hacerlo más seguido?

¿Qué gano yo y qué ganan ellos?

Recuerda esto, si lo estás viendo en una pantalla “Gratis” en realidad no es gratis. Y es que tener un negocio cuesta, poner algo en internet cuesta, poner un comercial en televisión cuesta. Eso es perfectamente entendible.

¿Pero si lo veo gratis en mi celular cuánto me cuesta al final?

En el caso específico de las redes sociales y de casi cualquier plataforma de internet su mayor objetivo es tenerte activo en la misma, que consumas su contenido.

Pero eso no solo pasa en las redes como Instagram, TikTok y Facebook. Plataformas como Spotify, Netflix o YouTube también tienen el mismo objetivo, que consumas su contenido el mayor tiempo posible.

En las plataformas gratuitas el producto que ellos venden es tu atención, se lo venden a todos aquellos que estén dispuestos a pagar un precio para tener tu atención por un momento, en la mayoría de casos con anuncios comerciales de esas marcas para venderte algo.

En pocas palabras te ofrecen una plataforma altamente adictiva, que te encanta, para poder venderle tu tiempo y atención a otras personas. Es una genialidad de negocio.

Ojo a quién le das tu atención

Ya todos hemos visto cómo se han usado las redes sociales para ganar elecciones y manipular la manera en la que piensa la gente, te pueden perfilar de una manera muy detallada y enviarte contenido que seguro te gustará pero que en el fondo está diseñado para manipular.

Las redes están cambiando la manera en la que vemos la realidad

Se sabe de varios estudios que demuestran cómo las redes sociales generan un malestar emocional y causan desórdenes mentales a las personas, especialmente a los adolescentes.

Y es que basta con abrir la aplicación para ver “La vida perfecta de todos” y sentirse mal por no tener el cuerpazo de ella o por no poder viajar a donde todos mis amigos están viajando, o por recibir un comentario ofensivo de alguien.

Todo se resume en pensamiento crítico

Cuestiona si lo que ves en las redes te aporta algo, pero realmente algo de valor. No digo que todo el contenido de las redes sea dañino, de hecho hay mucho contenido bueno, que enseña cosas interesantes y la verdad es que las redes están diseñadas para mostrarte aquello que quieres ver.

Así es que comienza a ver las cosas de las que quieras aprender algo, ¿quieres aprender inglés? Hay muchas cuentas que lo enseñan con trucos cortos. Y así para cualquier tema que te interese y agregue valor.

Apaga las notificaciones

Este fue el truco que mejor me funcionó, apaga todas las notificaciones de las redes y revísalas solamente cuando te acuerdes, esto hará que le bajes mucho el tiempo que les dedicas sin siquiera notarlo.

Bajarle a las revoluciones

Las redes han creado una sensación de urgencia brutal, a tal punto que preferimos estar publicando cosas que compartiendo con la gente que tenemos alrededor.

Comienza con algo pequeño, trata de publicar tu contenido cuando llegues a la casa. De verdad a nadie le importa si publicas ya o en 5 horas.

No significa que debas abandonar todas las redes sociales

Busca las que realmente creas que te pueden aportar algo y quédate con esas. En mi caso decidí quedarme con Facebook porque encuentro los grupos muy útiles para hacer preguntas o para ayudar a otros a responder las suyas.

Recuerda que el tiempo es lo más importante que tienes, comienza a bajarle un poco a las redes y comienza a crear hábitos que seguro sí te harán crecer, lee algo, estudia de algo que pueda ayudar en tu carrera y lo más importante de todo es cuestionarse y mantenerse curioso.

Comenta este post

Me encantaría leer tu opinión acerca de este post, y por supuesto me puedes escribir al viejo y confiable correo: juansebas0712@gmail.com



Juan Sebastian

Bienvenid@ a mi blog, por acá escribo de cualquier cosa que se me ocurre 🤖.

© Juan S. Aparicio - 2021.